Skip to main content

Posts

Featured

Las Mujeres de mi Casa

En cuatro años he perdido cuatro de mis amores más queridos, cuatro de las mujeres de mi casa: mi mamá, mi tía Gaby, mi abuela, y en estos días, mi tía Nana. Mi tía Nana era la chiquita de la casa, una persona muy especial. Un ser único que vivía con las emociones desbordadas. Lo bueno, le parecía espectacular, y lo triste, le parecía una tragedia. Extremadamente sensible. Dulce, amorosa, consentidora, divertida (nos hicimos varias veces pipí de la risa, literalmente).  Cómplice, servicial, siempre estaba dispuesta a ayudar. Para el trabajo era todo terreno. Excelente como mamá, como esposa, como hija, como hermana, como tía. Amaba muchísimo a su familia. Honesta, proactiva... ¿Que si tenía defectos? Claro, como todos los tenemos, pero estaba llena de sueños y de ganas... en fin, no termina uno de entender porqué se nos fue tan rápido, pudiéndose ir otros a los que la vida les pasa por encima, que están pidiendo pista hace rato por malas personas, por no valorar sus vidas, por hacer da…

Latest Posts

Aprender a ignorar

El Vaso Azul

La Carta a Madonna (que jamás leerá)

Perdón y oportunismo

Carta a Samuel

¿Amar o querer?

Amamantar o no, esa es la cuestión

¡Ser mamá!

Hoy diciembre sabe diferente

Plato del día: sopa de contradicciones