Skip to main content

Mamá: el principio, la siembra, el amor


El año pasado también escribí algo para las mamás, y como no hacerlo si son la base de todo, el principio, la siembra, el amor.


Dicen, las que son mamás, porque todavía no tengo esa bendición, que no hay amor más real, puro y grande que el que se siente por los hijos.
Las hay de todos los estilos, colores, clases, formas y tamaños y a pesar de que son incondicionales y que están dispuestas siempre, que pueden preparar la comida, hablar por teléfono y contestar un email al mismo tiempo, se nos olvida que son seres humanos y que se cansan, sienten, les duele, quieren, aunque por momentos las veamos como heroínas sacadas de una película de Hollywood capaces de hacer lo que sea,  aunque en la adolescencia sintamos que estamos durmiendo con el enemigo y en la adultez, algunos, las hagan a un lado porque ya no las necesitan.


Si bien es cierto que los tiempos han cambiado y hoy en día ser mamá es una opción, no como antes que era la única opción y si no tenías hijos eras del demonio ó fracasada, invito a quienes tienen ese llamado en su corazón a entender la responsabilidad tan grande que implica, no sólo a nivel de formar un individuo para su propia vida sino también a alguien que hará parte importante de una sociedad, y viéndolo desde afuera como una espectadora, creo que hay muchas maneras de cumplir con todos los roles para sentirnos completas y satisfechas en un mundo que se ha vuelto cada vez más exigente para las mujeres, por consiguiente con más ahínco para las que son mamás.
Respeto profundamente el hecho de no querer engendrar vida porque, como dije antes, creo que se necesita sentir el llamado y tener la vocación, solamente de ese manera seremos realmente felices y haremos felices a ese nuevo ser, además ser mujeres es mucho más que ser mamás, pero está clarísimo que es un privilegio que nos da la naturaleza, una especie de VIP pero con una dosis grandísima de trabajo. 


También es cierto que aunque no tengamos hijos el instinto maternal hace parte de nosotras y la vida a veces nos pone a actuar como si lo fuéramos, con los sobrinos, las amigas, los hermanos, incluso conozco algunas que lo hacen con sus maridos y hasta con sus propias mamás, o sea, que esta felicitación es para dar y convidar.


Mi mamá y yo
Hoy mi llamado es a resaltar su labor, a reconocer con admiración la pieza tan importante de este rompecabezas llamado universo y a reforzar la figura materna como parte vital de la sociedad.
Invito a las mujeres a sentirnos felices y orgullosas de serlo con todo lo que implica, cambios hormonales, dolores mensuales, pensamiento mágico, complicaciones en nuestro estado de ánimo, cero practicidad, intensidad inherente, celulitis y demás; y a los hombres a querernos, cuidarnos, comprender que somos distintos y eso, por supuesto, trae roces de género, pero al final de cuentas TODOS venimos de una mujer, no hay otra manera de dar vida, no hay otra manera de existir en este mundo, no hay otro canal.


Así que a todas las mamás del mundo, a las que han tenido hijos, a las que cumplen ese rol y a las que ya partieron, gracias!!!



Comments

  1. Que bonito... gracias por reconocer que todos venimos de una mujer... no hay otra opción!!!

    ReplyDelete
  2. Asi es clau cuanta elocuencia para al final resumir el poder de una madre, imagina las q verdaderamente nos sentimos madres la tristeza q es cuándo alguien contra todos los pronósticos. Te pone a decidir entre tu hijo y...no existe para mi mas opcion q mi hija, aunque gane o pierda algo o alguien "No"me pongas a escoger nunca. Eso es una madre o por lo menos yo!

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Momento de sentimientos encontrados

Son las 10:30 de la noche, te sientas sola en la primera silla que encuentras para ¡por fin descansar un poco!, y ves este panorama (ver foto)... Yo le llamo “el momento de los sentimientos encontrados”. Ese momento que parece sencillo, normal, cero drama, en realidad te da ganas de llorar, gritar o salir corriendo. Estás cansada. Muy cansada. Se te acelera el pulso, te inunda la frustración, sientes que no das más, y mientras ves qué hacer con todo eso que sientes, vas siguiendo con los ojos la torre de chucherías, el palo del parque pegado con cinta en el piso del que sale un hilo de los que le regaló la abuela mientras cosía, sosteniendo el King Kong que con su hacha parece romper el cartoncito donde viene envuelto el papel higiénico, quien a su vez está cubierto por una ensaladera de plástico de la cocina, y de pronto, como por arte de magia, empiezas a sonreír. Sigues el recorrido de los carritos puestos en orden de tamaño y color, hasta que llegas a lo que para ti es, literalment

Sé el mejor lugar para tus niños

Sé ese lugar donde tus niños siempre quieran estar. Sé esa mamá/papá que cuida, que ama, que enseña, pero que entiende que el tiempo se pasa volando y que la infancia dura un suspiro. Mañana tu niño ya no será niño, será rápidamente un adolescente, y ahí seguido, un adulto. Ya no lo podrás “malcriar”, no lo podrás cargar ni aprovechar el calorcito de su cuerpo mientras duerme, tampoco se reirá a carcajadas contigo en un ataque de cosquillas o en una guerra de almohadas. Sé ese papá/mamá con la habilidad de repartir tu tiempo consecuentemente con esta realidad y aprovecha cada que puedas para jugar, para correr, para abrazar, para arruncharte con tu cachorro, en un abrir y cerrar de ojos ya no tendrá el mismo entusiasmo para pasar tiempo contigo. ¡Relájate y disfrútalo! No temas derretirte con él, no tienes que demostrarle nada a nadie, porque cuando veas que tu niño respeta su turno en la fila, que no agrede a los demás, que sigue las instrucciones de su maestra, que no

La rutina en homeschool

La cuarentena me trajo de vuelta a Samuel tiempo completo, pero ahora también al Samuel estudiante de escuela.  A pesar de que siempre estuvimos jugando a aprender, apenas en agosto entró a a vivir la experiencia del colegio.  Para eso me hice mi propio horario basado en las mismas horas que venía teniendo en su rutina, y le sumé mi teoría de que aprender jugando siempre será un camino más efectivo. Los primeros días fueron muy raros, él estaba como de vacaciones, pero con la responsabilidad de las tareas, y yo, bueno yo tratando de acomodar todo para lograr una buena experiencia, amable para los dos, ¡y lo hemos ido logrando! Yo creo que la parte visual es muy importante, porque además de que le das la instrucción, también la está viendo, además de que mantenernos dentro de un orden, con tiempos, resulta muy eficaz. Para lograrlo, usé este horario grande, con papeles de colores, que puedo modificar día a día dependiendo de lo que le dan, y a medida que lo va haciendo,