Skip to main content

EL HERMOSO UNIVERSO (Felíz día de las Madres)

Había una vez un hermoso universo. En él, habitaban diferentes tipos de especies y convivían sabiamente las flores del verano con el frío del páramo, incluyendo los pájaros de colores, los lagartos del pantano, los camellos del desierto, el verdor de las montañas y el aguacero con su trueno. 
Entonces llegó la humanidad ha habitarlo, pero en el primer cargamento del cielo, llegaron solamente los hombres con su fuerza y sus reflejos, aplicaron sus instintos a aquel hermoso universo y entonces se dieron cuenta que hacía falta algo o alguien que sostuviera el centro y desenredara el enredo que se formaba con el paso de los días, cuando las mirlas se peleaban con los loros y las guacamayas en las tibias tardes de aquellos días eternos.
Al ver toda esa maraña, Dios desde el cielo les concedió el más hermoso regalo que alguien podría imaginar: Una Mamá! - qué es una mamá?- preguntaron unos. - Si será lo suficientemente hábil? - preguntaron otros. Pero tan pronto sintieron su tierno abrazo, la capacidad para escucharlos, la paciencia con sus enojos y ese amor devoto que florecía como el más grande sentimiento. Ni hablar de los consejos, la comida rica que preparaba, el apoyo incondicional, el empeño para hacer de cada uno mejores seres humanos para ese hermoso universo, la habilidad para arreglar, coser, lavar, pegar, inventar disfraces de cosas raras (como cuando a mi pobre mamá le tocó inventarse un disfraz de verano para mí, de verano!, no de flor o de sol, de verano!), en fin, una lista que sería prácticamente interminable teniendo en cuenta que cada mamá venía premiada, con dones y habilidades que la hacían única e irrepetible.
Y vinieron los días de fiesta, los paros de transporte, se inventaron las vacaciones de los diferentes trabajos, descansaron los gobernantes y los profesores, la gente de los bancos, la plaza de mercado, los médicos, el repartidor de periódicos, el vendedor ambulante, el ejecutivo y el abogado, pero la mamá nunca paró, hasta ahora es el único trabajo que nunca descansa. 
Desde entonces el universo fue  más equilibrado. Gracias a las mamás sigue dando vueltas y aquí estamos.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

NOTA: A todas las mamás, a la mía principalmente por supuesto, a mis amigas que ya han sido premiadas con el don, a todas las abuelas y tías que parecen mamás, a las hermanas mayores que actúan como mamás y a las mamás en potencia, les deseo un FELIZ DIA DE LAS MADRES!!!

Comments

  1. Mil gracias!! Me encanta como escribes. Un abrazo enorme!

    ReplyDelete
  2. Que bueno leerte!!!
    Que bueno recordarte entre líneas....
    un abrazo

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular posts from this blog

Momento de sentimientos encontrados

Son las 10:30 de la noche, te sientas sola en la primera silla que encuentras para ¡por fin descansar un poco!, y ves este panorama (ver foto)... Yo le llamo “el momento de los sentimientos encontrados”. Ese momento que parece sencillo, normal, cero drama, en realidad te da ganas de llorar, gritar o salir corriendo. Estás cansada. Muy cansada. Se te acelera el pulso, te inunda la frustración, sientes que no das más, y mientras ves qué hacer con todo eso que sientes, vas siguiendo con los ojos la torre de chucherías, el palo del parque pegado con cinta en el piso del que sale un hilo de los que le regaló la abuela mientras cosía, sosteniendo el King Kong que con su hacha parece romper el cartoncito donde viene envuelto el papel higiénico, quien a su vez está cubierto por una ensaladera de plástico de la cocina, y de pronto, como por arte de magia, empiezas a sonreír. Sigues el recorrido de los carritos puestos en orden de tamaño y color, hasta que llegas a lo que para ti es, literalment

Sé el mejor lugar para tus niños

Sé ese lugar donde tus niños siempre quieran estar. Sé esa mamá/papá que cuida, que ama, que enseña, pero que entiende que el tiempo se pasa volando y que la infancia dura un suspiro. Mañana tu niño ya no será niño, será rápidamente un adolescente, y ahí seguido, un adulto. Ya no lo podrás “malcriar”, no lo podrás cargar ni aprovechar el calorcito de su cuerpo mientras duerme, tampoco se reirá a carcajadas contigo en un ataque de cosquillas o en una guerra de almohadas. Sé ese papá/mamá con la habilidad de repartir tu tiempo consecuentemente con esta realidad y aprovecha cada que puedas para jugar, para correr, para abrazar, para arruncharte con tu cachorro, en un abrir y cerrar de ojos ya no tendrá el mismo entusiasmo para pasar tiempo contigo. ¡Relájate y disfrútalo! No temas derretirte con él, no tienes que demostrarle nada a nadie, porque cuando veas que tu niño respeta su turno en la fila, que no agrede a los demás, que sigue las instrucciones de su maestra, que no

La rutina en homeschool

La cuarentena me trajo de vuelta a Samuel tiempo completo, pero ahora también al Samuel estudiante de escuela.  A pesar de que siempre estuvimos jugando a aprender, apenas en agosto entró a a vivir la experiencia del colegio.  Para eso me hice mi propio horario basado en las mismas horas que venía teniendo en su rutina, y le sumé mi teoría de que aprender jugando siempre será un camino más efectivo. Los primeros días fueron muy raros, él estaba como de vacaciones, pero con la responsabilidad de las tareas, y yo, bueno yo tratando de acomodar todo para lograr una buena experiencia, amable para los dos, ¡y lo hemos ido logrando! Yo creo que la parte visual es muy importante, porque además de que le das la instrucción, también la está viendo, además de que mantenernos dentro de un orden, con tiempos, resulta muy eficaz. Para lograrlo, usé este horario grande, con papeles de colores, que puedo modificar día a día dependiendo de lo que le dan, y a medida que lo va haciendo,